Pronunciamiento de los Consejos de Sabias y Sabios Mayas sobre la expropiación de la ciudad sagrada El Mirador

La ciudad ancestral maya El Mirador
no se negocia, no está en venta, se respeta

Ajq’ija’, Ajme’s, Ajaq’omanela’, Aj Ilonel, Ajchinamitali’ e K’amaltab’ey Illoma y otras especialidades en la cultura maya, herederos de la sabiduría ancestral de la civilización maya, de nuestras raíces y nuestro tronco, que nos orienta a reconstituir el Buen Vivir, organizados en distintos Consejos del territorio maya, nos pronunciamos contra el proyecto del arqueólogo Richard Hansen y sus socios, tanto en Guatemala como en el extranjero, de construir una «ruta turística» en la Cuna de la Civilización Maya, ciudad maya antigua, El Mirador, ubicada en la Reserva de la Biosfera Maya, Petén.

Desde hace años, universidades norteamericanas y algunos arqueólogos guatemaltecos han realizado estudios arqueológicos en nuestro territorio. Cuando el Estado es permisible, es porque quienes lo administran son socios de empresas transnacionales y solo les interesa convertir en mercancía lo que tienen a la vista y generar negocios para sí mismos.

Se ha hecho del conocimiento público que el señor Hansen, arqueólogo norteamericano, recibe financiamiento del gobierno de los Estados Unidos y de la iglesia mormona para realizar sus excavaciones. Asimismo, se sabe que, a pesar de la permanencia del señor Hansen en El Mirador por alrededor de 27 años, es poco o nada lo que se conoce de sus hallazgos; estas supuestas investigaciones científicas podrían aportar a la historia y al conocimiento sobre la cultura maya.

Desde 2002, se sabe que Hansen ha buscado el control de más de 3,000 km2 de la Reserva de la Biosfera Maya (Cfr. Teena Clipston). Afirmamos que ni esta ni los centros arqueológicos están en venta o alquiler. Para nosotros, son centros que nos dan información sobre la diversidad biológica y las construcciones nos informan sobre ingeniería, astronomía, agricultura, matemáticas, sistema de gobierno, sistema alimentario y las formas de pensamiento de los mayas. Entonces, nos preguntamos: ¿dónde está la información de 27 años de exploración y proyectos de investigación? ¿Ha alcanzado los objetivos científicos planteados en sus proyectos de investigación?. Seguramente, la universidad que lo respalda es la que puede y debe responder a esta pregunta. También nos surgen preguntas sobre sus estudios: ¿dónde se formó y cuáles fueron sus tesis de graduación?, estos datos nos pueden explicar la razón de  tanta avaricia y desprecio a los herederos mayas. Usted, Hansen, sabe que en poco o en nada nos beneficiaremos de su proyecto. Nos han surgido varias preguntas sobre su hoja de vida, sus negocios y sus relaciones, sobre estos aspectos necesitamos respuestas.

Ahora, ya sabemos con claridad que el señor Hansen tiene aliados políticos e inversionistas. Entre los políticos, están los senadores estadounidenses Jim Inhofe, republicano de Oklahoma, Tom Udall, demócrata de Nuevo México, y Jim Risch, republicano de Idaho. Estos senadores presentaron el Proyecto de Ley 3131 el 19 de diciembre 2019, conocido como «The Mirador-Calakmul Basin Maya Security & Conservatión Partnership Act», (Ley de alianza de seguridad y conservación maya de la cuenca del Mirador-Calakmul). Desde su visión imperialista, estos senadores, como promotores de la ley en mención, están violentando la soberanía de los pueblos. Toman decisiones sobre el patrimonio territorial, histórico y cultural del pueblo maya sin consulta «previa, libre e informada», como establece el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (Artículo 6). Se trata de otra violación a los derechos colectivos e históricos del Pueblo Maya sobre su patrimonio histórico y cultural milenario.

Las investigaciones arqueológicas realizadas con transparencia, rigor científico y comprometidas con los derechos históricos del pueblo maya sí han contribuido al conocimiento y a la reconstrucción de la historia y la cultura maya, no así el trabajo extractivista, mercantilista y pirata del señor Hansen y sus socios. Nos indigna que sus proyectos mercantilistas nos usen como objetos de estudios y mercancía para el turismo. No es verdad que dichos proyectos nos sacarán a los mayas de la pobreza, pero, eso sí, los inversionistas visualizan grandes utilidades, en detrimento de la biodiversidad de la Reserva de la Biosfera Maya y del legado milenario maya.

Sabemos que muchas piezas arqueológicas mayas están en colecciones privadas y museos públicos en Estados Unidos y Europa. Con estas piezas, no solo se expropia el objeto, sino también los conocimientos ancestrales mayas. ¿Esto será la continuidad de la piratería en pleno siglo XXI? Nos han expropiado de tesoros históricos y culturales únicos, igual que en el tiempo de la invasión y la colonización. El señor Hansen es un heredero de la piratería, del colonialismo y es un sujeto del neocolonialismo imperialista. No lo queremos más en la Reserva de la Biosfera Maya, ni a sus proyectos mercantilistas malsanos.

En las construcciones antiguas, los sabios mayas encontramos pinturas, grabados y esculturas que nos muestran diseños, colores y medidas, escritos históricos, geometría, vínculos con las constelaciones y visiones de las dimensiones del mundo y del universo; el dialogo permanente con estos, y otros más, constituye las dimensiones que nos aproximan al fondo y forma del quehacer científico de nuestros pueblos, quienes interrelacionan los conocimientos y no los dividen, como lo hace la ciencia dominante eurocéntrica.

Hace algunos años, el arqueólogo Hansen se llevó a unos guías mayas para realizar ceremonias en El Mirador. La realización de dichas actividades fue para mostrar que él es aliado de los guías espirituales mayas, lo cual es una falsedad vendida como verdad. No sabemos si hubo ingenuidad de los guías espirituales o fueron objeto de traición al realizar las ceremonias en El Mirador con dicho señor, ellos deberán explicarlo.

El patrimonio cultural tangible e intangible relacionado con la ciudad ancestral maya El Mirador es mercantilizado por el señor Hansen, quien busca apropiarse de la línea comercial, llamada turismo espiritual, en el marco de la crisis espiritual de la sociedad de consumo. Hansen y sus socios pretenden que la gente cansada de la sociedad de consumo venga a El Mirador a nutrirse de la riqueza espiritual maya, y él, como intermediario, solo visualiza la explotación de los mayas, asegurando utilidades para los inversionistas y para sí mismo.

Uno de los arqueólogos que devolvió la información al Pueblo Maya usaba la expresión «los mayas eternos». ¡Y eso somos! Podemos confirmarlo después de haber sobrevivido al genocidio de la invasión, la esclavitud y el adoctrinamiento del período de colonización española; luego, la enajenación, la asimilación e integración del indigenismo de la República. A eso se le suman los despojos de tierras, el genocidio durante el conflicto armado, el empobrecimiento y, recientemente, el interculturalismo con la política «del indio permitido». ¡Cuántos intentos de aniquilación hemos enfrentado los pueblos originarios! Pero hemos resistido, estamos vivos y podemos decir: sí somos eternos, volvemos a resurgir.

¡Cuántos arqueólogos han negado la continuidad histórica del pueblo maya! Separan lo antiguo de lo actual, es su fórmula seudocientífica para romper el vínculo entre lo antiguo y lo presente. La resistencia histórica y cultural del pueblo maya y otros pueblos fue capaz de resguardar la vinculación incuestionable entre los mayas de ayer y los de hoy.

En el período de la colonización y la resistencia, nuestras abuelas y abuelos no fueron a la escuela oficial porque no había acceso y cobertura y porque sus padres se resistieron a enviarlos, pues era la institución encargada de formatear el pensamiento de las nuevas generaciones. En la tradición oral, se guardaron varios conocimientos que, paralelamente, fueron registrados en libros de gran trascendencia, como el Popol Wuj; por ejemplo, en Izapa, encontramos capítulos de la creación; en Takalik Ab’aj, sucedió el pasaje de Ixq’anil, cuando Ixkik’ salió de Xibalbá; en Tonima, encontramos el pasaje de cuando Jun Ajpu e Ixb’alamke fueron a jugar pelota a Xib’alb’a; y en Ceibal, encontramos a Tojil con su mano de fuego. Así, en varias construcciones mayas, se confirma lo que dice nuestro libro sagrado. El contenido del Popol Wuj no data solo de hace 400 años, proviene de miles de años. Estas historias desarrollaron junto con Tikal, Yaxja y El Mirador, entre otros.

Los conocimientos científicos mayas relacionados con el sistema de salud-enfermedad están vinculados con los conocimientos astronómicos, herbolarios, psicológicos y a la práctica de la espiritualidad propia, un legado de nuestros ancestros que no tiene caducidad porque surge de la vida y es para la vida.

Los sabios mayas somos parte de un gran proyecto de vida basado en la esperanza del Buen Vivir de los Pueblos, este gran proyecto que se enfrenta la avaricia y al riesgo de destrucción por parte de proyectos extractivos como el de El Mirador por parte del arqueólogo pirata y sus socios nacionales e internacionales.

Por lo expuesto, exigimos:

  1. Señores senadores Jim Inhofe, republicano de Oklahoma, Tom Udall, demócrata de Nuevo México, y Jim Risch, republicano de Idaho, retiren el Proyecto de Ley 3131, conocido como «The Mirador-Calakmul Basin Maya Security & Conservatión Partnership Act», que no sea aprobado porque hay varias comunidades, organizaciones, instituciones y profesionales mayas y no mayas en su contra.
  2. Váyase, señor Hansen, a usted lo necesitan en su universidad y en su iglesia mormona. Váyase de El Mirador. Nosotros, basados en nuestro derecho a la libre determinación, le exigimos los resultados de sus investigaciones que, eventualmente, nos pueden ayudar. Con seguridad, usted ha sido bien pagado durante todos los años que estuvo en El Mirador. Le exigimos regresar las piezas mayas que están en los museos privados y públicos fuera de nuestras fronteras.
  3. Señor Hansen, apelando a su ética, le exigimos entregar al Pueblo Maya, representado por sus Autoridades Ancestrales, organizadas en Consejos, toda la información obtenida en el tiempo de su estadía en el territorio, pues es nuestro patrimonio histórico, y evite comercializar dicha información obtenida en las excavaciones.
  4. No apoyamos en lo absoluto a los grupos de poder económico y políticos que, en Guatemala, también están disputándose el proyecto de El Mirador para sus negocios. Con la misma fuerza con que criticamos la expropiación que intenta el señor Hansen, criticamos también la expropiación de los grupos que operan en Guatemala, que, como sabemos, tienen cooptado el Estado guatemalteco.
  5. Ningún proyecto puede hacerse a espaldas de las fuerzas vivas del Pueblo Maya, de las comunidades que habitan los lugares que están siendo explorados, particularmente sus organizaciones representativas a nivel local y nacional. A todas las fuerzas del Pueblo Maya, Autoridades Espirituales, Autoridades Ancestrales, Gobiernos Indígenas, organizaciones de todo tipo, intelectuales y profesionales descolonizados, hacemos un llamado a la vigilancia de nuestro territorio y de nuestros bienes. Aliarnos al poder significa una derrota para nuestros Pueblos y para nuestras vidas.

LA CIUDAD MAYA EL MIRADOR
NO SE NEGOCIA, NO ESTÁ EN VENTA, NO SE DISPUTA, SE RESPETA

Consejos de Sabias y Sabios Mayas

Ixim Ulew Nuevo B’aqtun, 28 de junio de 2020

 

 

Comparte en sus redes:

6 thoughts on “Pronunciamiento de los Consejos de Sabias y Sabios Mayas sobre la expropiación de la ciudad sagrada El Mirador”

  1. Sería importante hacer un seguimiento a las consecuencias que pueda generar este comunicado, además se podría contactar algunas ONG amigas de los Pueblos originarios de todo el continente Americano que puedan hacer una campaña internacional que tenga eco tanto en USA, país origen del Arqueólogo y amigos y en Europa, hay que levantar la voz ante otro atropello y abuso de personas que se quieren beneficiar económicamente sin haber aportado el resultado de sus investigaciones al Pueblo Maya y sin consultar a los Consejos sagrados de Abuelos y autoridades tradicionales locales.

    Responder
  2. El Mirador es un lugar de peregrinación espiritual para los mayas, los planes de Hansen y la iglesia mormona son totalmente opuestos a nuestra Cosmovisión. Nana María Chiqui Ramirez

    Responder
  3. Y aparte de el patrimonio cultural esta nuestro patrimonio natural que ya lleva años de ser invadidos de malos guatemaltecos que explotan desmesuradamente el territorio sin respeto a las leyes existentes. Sin respetar normativas de ley. Sin control, censura o sanciones. Ya basta de explotar todos nuestros recursos culturales y naturales.

    Responder
  4. No hay un día de descanso para la lucha de los pueblos originarios por su pervivencia. Es injusto y es indigno, habla del camino qué hay que recorrer todavía para descolonizar nuestro continente.

    Responder
  5. En primer lugar muchas gracias a los Consejos por alzar la voz en defensa de los derechos de los Mayas. Los siglos de despojo, que se han basado en un profundo racismo y discriminacion, no pueden, no deben continuar.
    Les apoyamos y estaremos atentos para participar y acompañarles en el camino que Ustedes señalen.

    Responder
    • Totalmente de acuerdo en que nuestro patrimonio ancestral no es negociable. Y es indignante saber como el gobierno y las instituciones de estado contratan extranjeros en vez de arqueólogos nacionales. O bien arqueólogos extranjeros bajo el control de nacionales.
      2do. Quien dio la autorización para que Hansen trabajara por un tiempo indefinido. Si a nosotros los profesionales ya no nos dan esa oportunidad????? Que falta de identidad cultural.
      Tercero: quien permitió que este arqueólogo exportara nuestro patrimonio cultural si en Guatemala existen leyes en su contra.
      Cuarto: Como es posible que pueda existir este decreto ley 3131 presentado por extranjeros si se supone que somos un país independiente???
      Supongo que si todavía existen los nuevos colonizadores que aun nos ven la cara de tontos queriéndose apropiar de nuestro territorio tal como ha sucedido con Hélice y Quintana Roo. Y puede ser que estén mejor tratados que con nuestros gobernantes pero no justifica que por ello tengan derecho a arrebatarnos algo que nos corresponde.
      Por ultimo al pueblo descendiente de mayas, indígenas y ladinos del país. Es el momento de unirnos para defender nuestro patrimonio que aparte del acervo cultural ancestral de la cultura maya, esta el patrimonio intangible vestigios de una civilización mas avanzada que cualquier pueblo anglosajón, descendientes de diversos grupúsculos de piratas y vikingos que solo aprendieron a robar lo que ellos por si solos no tienen. Actuemos con dignidad y orgullo de ser guatemaltecos.

      Responder

Leave a Comment