La cuestión universitaria, sobre las elites y las burocracias coloniales en el siglo XXI 

Los sectores populares —campesinos e indígenas— quedan totalmente fuera del sistema universitario por la pobreza, los sistemas de admisión o porque no tienen la formación técnica requerida. De esta manera, las elites y la burocracia reproducen el orden colonial establecido; es un sector pequeño que se legitima a partir de sus conocimientos universitarios, el racionalismo, la ciencia y la técnica; así se colocan en las jerarquías de control sobre el resto de la población. Obviamente, desde estos espacios se manejan los privilegios normalizados a partir de una legislación liberal y definida como parte de la democrática.

Comparte en sus redes:

Los Pueblos Indígenas Exigen Justicia y Responsabilidad en el Día Internacional del Migrante

Exigimos el reconocimiento de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas como el estándar mínimo para abordar los derechos de los migrantes indígenas que enfrentan conflictos, violencia y desplazamiento forzado en nuestras tierras ancestrales, y asegurar su cumplimiento cuando se desarrollen políticas de inmigración o se administre ayuda extranjera.

Comparte en sus redes:

La re-producción colonial de la Universidad de San Carlos de Guatemala

La re-producción colonial de la Universidad de San Carlos de Guatemala

La USAC sigue siendo un instrumento, una maquinaria poderosa del Estado colonial en manos de los ladinos y, por eso, ha sido legalizada como la única universidad estatal en el país.
Después de tantos años de lucha y crítica de los mayas hacia la USAC, uno se puede dar cuenta de que las voces mayas no resuenan en los oídos de los funcionarios de dicha universidad, acostumbrados a pensar y a defender su nicho de reproducción colonial.

Comparte en sus redes:

Si nos roban nuestro pasado, nos roban nuestro presente

Ixb’alamke Junajpu Winaq’: Compartimos postura de defensa de nuestro territorio y ciudades mayas, frente al saqueo por parte de capitales nacionales y trasnacionales en negociación con el Estado colonial guatemalteco. Las ciudades sagradas y este territorio nos pertenece a los mayas por legitimidad histórica y política.

Comparte en sus redes: