La re-producción colonial de la Universidad de San Carlos de Guatemala

La re-producción colonial de la Universidad de San Carlos de Guatemala

La USAC sigue siendo un instrumento, una maquinaria poderosa del Estado colonial en manos de los ladinos y, por eso, ha sido legalizada como la única universidad estatal en el país.
Después de tantos años de lucha y crítica de los mayas hacia la USAC, uno se puede dar cuenta de que las voces mayas no resuenan en los oídos de los funcionarios de dicha universidad, acostumbrados a pensar y a defender su nicho de reproducción colonial.

Comparte en sus redes:

Si nos roban nuestro pasado, nos roban nuestro presente

Ixb’alamke Junajpu Winaq’: Compartimos postura de defensa de nuestro territorio y ciudades mayas, frente al saqueo por parte de capitales nacionales y trasnacionales en negociación con el Estado colonial guatemalteco. Las ciudades sagradas y este territorio nos pertenece a los mayas por legitimidad histórica y política.

Comparte en sus redes:

Pronunciamiento de los Consejos de Sabias y Sabios Mayas sobre la expropiación de la ciudad sagrada El Mirador

Portada de pronunciamiento de sabias y sabios Mayas

El patrimonio cultural tangible e intangible relacionado con la ciudad ancestral maya El Mirador es mercantilizado por el señor Hansen, quien busca apropiarse de la línea comercial, llamada turismo espiritual, en el marco de la crisis espiritual de la sociedad de consumo. Hansen y sus socios pretenden que la gente cansada de la sociedad de consumo venga a El Mirador a nutrirse de la riqueza espiritual maya, y él, como intermediario, solo visualiza la explotación de los mayas, asegurando utilidades para los inversionistas y para sí mismo.

Comparte en sus redes:

Ante el Estado colonial decimos: la tierra le pertenece a los Pueblos

Ante el Estado colonial decimos: la tierra le pertenece a los pueblos

Las palabras del patrón Giammattei, infructuosamente, intentan borrar toda la historia de los Pueblos y las comunidades indígenas en Guatemala. Asimismo, gritar desde la finca es fácil si se tiene todo el poder del látigo para amenazar, para atemorizar a los sirvientes, a los mozos. Hablar en términos racistas puede ser parte del sentido común de muchos guatemaltecos, pero no para los Mayas, porque no permitiremos ser denigrados ni humillados, nunca más.

Comparte en sus redes: